Despidiendo al gran personaje de XMen, Logan en su adiós particular

Para quienes han seguido la saga de las películas de XMen y Wolwerine en particular, es imprescindible acercarse a las salas de cine y disfrutar de Logan. Como mi intención no es contarte la historia, ni hacer spoiler que pudiesen cambiar tu percepción de la trama, me limitaré a contarte sólo aquellos aspectos que considere necesario comentar.

Logan, un filme dirigido por James Mangold no es para cualquiera. Se trata de una especie de coqueteo al estilo Road Movie, y pese a estar basada en una historieta, en el personaje de un comic, esta película no parece ser secuela de ninguna saga, ni evoca a ese origen caricaturesco, vista objetivamente, pasa a observarse como una película independiente.

Como comentaba en el párrafo anterior, no se trata de una película hecha para satisfacer el gusto de todas las audiencias y ni siquiera a todos los fans de Wolwerine, pero vaya que puede ser considera por mucho, la mejor trama de Logan e incluso de toda la colección de XMen.

Aquí veremos a un Logan descuidado, envejecido, amante de la botella y chofer de limosina (no es spoiler, esto se sabe de los thrillers), y a cargo del cuidado del Profesor Charles Xavier (Patrick Stewart) quien ya supera la barrera de los 90 años. Demostrando que pese a la maravillosa mente que posee, se encuentra dentro de un cuerpo que padece y siente las debilidades humanas propias de la edad.

Ubicada en el año 2029, en una época en la que los mutantes están casi en extinción, en la frontera entre México- Estados Unidos, la trama se complica y empieza la acción cuando aparece Laura(Dafne Keen), una pequeña de once años, que posee poderes que los villanos ambicionan. Me refiero a Donald Pierce (Boyd Holbrook) y el doctor Zander Rice (Richard E. Grant), quien desea mantener bajo su control a los pocos mutantes sobrevivientes.

Debemos rescatar, que se trata de la despedida de Wolwerine tal como lo conocemos, por lo menos de la mano de Hugh Jackman y el Profesor Xavier. La película es violenta como muy pocas, pero creo que no podríamos esperar menos, para decirle adiós a un personaje que por muchos se considera Antihéroe. Sn embargo, sobre todo para el final de la trama, resalta un carácter emotivo, justo el preciso para hacerle honor a Wolwerine.